“El auténtico arte marcial comprende un periodo ininterrumpido. existen artistas marciales que a través de una práctica seria, incluso cuarenta años después, no han conseguido alcanzar lo que buscan sintiéndose en una situación de estancamiento. Como es de suponer, alguién que sólo ha venido aquí a hacerse unas foto, como si fuera un turista, no puede saber de qué estamos hablando.

Sin embargo, antiguamente hubo casos de personas que tras un único día de entrenamiento, se vieron abocados a enfrentarse con hombres que llevaban años y años practicando artes marciales. Era una situación tan crítica que la victoria o la derrota marcaban la diferencia entre la vida y la muerte. Con sólo un miserable día de práctica alguien tenía la necesidad de matar a un auténtico maestro, ¡Esto es el auténtico Budo! Esto es algo que entienden muy bien aquellos que han llegado a ver las cosas claras. El problema no es de tiempo, en la práctica del Budo no hay medida, ni debe haber ideas ambiguas que obstaculicen su realización».

Leer más: http://pedrofleitas.webnode.es/blog/

 

Mi título contenido de la página